¿QUIÉN SOY?




Este es el blog de MANUEL BUENDÍA BERCEDO. Pretendo mostrar una propuesta profesional y particular acerca de la Igualdad de Género y las Masculinidades. Veremos algunas respuestas a la pregunta anterior pero sobre todo, haremos muchas más preguntas para invitar o implicar a otros hombres en la Igualdad.



martes, 27 de enero de 2015

¡Baba, por qué estás tan preocupado! ¿Qué ocurre en el mundo?



¡Baba! ¡Explícame qué pasa en el mundo! ¿Por qué estás tan preocupado?


El padre de Amina acababa de leer el periódico someramente mientras preparaba el desayuno.


Su hija lo vio preocupado y le preguntó.
- ¡Baba!, ¿qué pasa en el mundo?- le preguntó Amina esta vez con la inocencia de sus once años.
-  - Ocurren muchas cosas malas pero te voy a resumir algo importante como lo veo yo- le dijo con cierta serenidad y ternura a pesar de lo crucial de la circunstancia.


 Y así comenzó a explicarle:


Tenemos sexos con una riqueza enorme, con diversidad. Y de esa diversidad hemos montado un modelo de convivencia donde aquellas personas que tienen más fuerza y más dinero deciden cuales son las reglas del juego para todo el mundo. Reglas de un juego por otra parte que podría ser apasionante si hubiera más amor y mandaran los gobiernos democráticos democraticamente.



A lo largo de la historia eran sólo los hombres quienes tenían la fuerza y el dinero, y las mujeres no tenían derecho a poseer nada, ni a tener poder, ni influencia. Eran como cosas que les pertenecían a los hombres. Incluso se pensaba que no tenían alma, como los animales.

Servían para ser madres y para cuidar a los hombres cuando eran niños y vulnerables,  o enfermos, discapacitados por las guerras,  viejos, o se encargaban de que estuvieran limpios, desahogados, o con la comida lista. Los hombres eran de primera categoría, y las mujeres como esclavas.


Esas diferencias son lo que llamamos desigualdades de género. Esos abusos están inventados por el mero hecho de que aquellos que se imponen por la fuerza son quienes tienen pene. Todo lo que sois y valéis las chicas deciden ellos que vale menos por el hecho de ser mujeres.  Y al modelo lo llamamos patriarcado. Es la patria de los machistas y sus fronteras están en todo el mundo. El patriarcado es como el gran pegamento. Le hemos puesto ese nombre pero podíamos haberle puesto  otro.


A los hombres se les educa cómo tienen que ser, y hacer si te fijas bien. Tienen que aprender a ser guerreros u hombres muy viriles.

A las mujeres también se les inculca aquello a lo que pueden aspirar. Antiguamente las mujeres no podían estudiar. El que tú, hija mía, puedas ir al colegio es una suerte u oportunidad que tenemos que aprovechar muy bien ¿No te parece?


Hay mucha gente interesada en llevar el debate al esencialismo de la supuesta  maldad o bondad de los hombres o de las mujeres. Hay mujeres y hombres que son buenas personas y malas personas, no se trata de eso. Entretenerse por ese lado es una cortina de humo un poco perversa y muy ignorante. Es muy posible que mucha gente si escuchara todo esto que te cuento insista a pesar de todo en entenderlo así. Tienen muy influenciada la manera de entender. Además, eso es un poco burla hacia mí porque me hacen creer que no me explico bien, lo diga como lo diga, y en realidad lo único que hacen es escucharse a sí mismos lo que se dicen dentro de su cabeza. Son ideas grabadas desde siempre. En realidad no leen.

Y no es eso. Yo no digo eso. Quienes lo entienden así nos dicen que nunca van a querer escuchar con el corazón.



La clave del mundo, en este momento, es seguir o no en ese modelo androcéntrico o patriarcal o cambiar de modelo. El modelo androcéntrico es ese que te he contado que tiene esa forma de ver lo masculino como centro o medida de las cosas. O dicho de otra manera, es el modelo que les inculcan a los hombres de cómo funcionan las cosas. La manera violenta y a la fuerza que tienen de educar a los hombres. Los hombres que quieran aprender lo tendrán más fácil. Y los que no quieran serán como las mujeres y los niños o niñas.

No tienen en cuenta a las mujeres, ni les piden opinión a ellas para saber sus intereses y necesidades. Si lo hicieran se daría importancia a otras cosas. El orden social impide que las mujeres decidan, y únicamente se lo permiten con facilidad a aquellas pocas mujeres que obedecen ese modelo y hacen como ellos ¿Conoces algunas?

Te repito que también castiga el modelo a otros hombres que queremos serlo de otra manera. Ese mismo modelo violento que nos enseñan a los hombres es el que mete el miedo en el cuerpo a las mujeres para que se encierren en las casas ¿Lo entiendes?


Todos los problemas actuales del mundo, las guerras, los terrorismos, las guerras de religión, incluso las crisis económicas etc y la manera ciega que tenemos de enfocarlos son la demostración de que volvemos a ese modelo medieval y patriarcal. Es el triunfo de unas masculinidades tóxicas que son como cuando no había otra cosa, como en la Edad Media u otras guerras de la historia. Ahora lo podemos ver o llamar así porque hemos empezado a entender que podía ser de otra manera. Antes no se llamaba así, ni había posibilidad de entenderlo porque no había otra cosa. Hoy no somos capaces de intuir cómo lo van a entender dentro de quinientos años. Desde que pensamos los derechos humanos contando con las mujeres y contando con otras formas distintas de ser hombre ya sabemos que hay solución, aunque puede quedar en un espejismo interrumpido.


Hoy estamos en el riesgo de tener una vuelta al Patriarcado medieval. Las conquistas en Igualdad entre mujeres y hombres, en aquellos lugares donde las hay, ha sido un oasis. Hay oasis en todos lados, de distinto tamaño y en ningún sitio es perfecto.

Las pocas mujeres a las que les ha dado tiempo en estos pocos siglos a tener educación y poder, actualmente están secuestradas. Tienen un dilema de prisionera. "La soledad del macho alfa y el dilema de la prisionera" (artículos sobre teoría de juegos y género). 

Ahora estamos en crisis. Las pérdidas aparentes de Igualdad que podemos detectar, yo lo creo así,  han sido un síntoma de todo esto que te digo.
  

La solución es darnos cuenta, y acelerar la Igualdad. Quizá estemos a tiempo. Entre las mujeres dispuestas que quieren, que serían casi todas, y los hombres que quieren, ya sumamos la mayoría ¡Tiene que poderse! El modelo que será la solución, alternativa al patriarcal belicoso, NECESITA OBLIGATORIAMENTE que haya un reparto del poder real entre mujeres y hombres, y que los hombres busquen para sí un modelo de masculinidad sin violencia. Que tanto las mujeres como los hombres dejen de intentar aprovecharse de un modelo machista.


El patriarcado inculca en los hombres no poderosos, que sean proveedores, burros de carga,  los encargados de llevar el pan a casa. Es algo así como el delegado patriarcal de su pequeño feudo. "Cabeza de familia" le decían antes. Les convencen de que eso es  su identidad masculina. Como tampoco están educados emocionalmente, les han enseñado a negociar con sus mujeres para que se conformen ellas con las migajas de las emociones y los cuidados. Esos elementos que desprecian, el día que se pongan en su sitio será un motor de solución y cambio.

Muchos millones de chicos jóvenes u hombres de todas las edades del mundo, que están sin empleo, y con mucha rabia y frustración están siendo seducidos por la guerra. Quieren ser soldados de ese modelo.  Además no están bien educados en Igualdad y no tienen otra cosa. El patriarcado le está dando sentido a su vida, como hace quinientos años, por medio de la violencia. Están en crisis en su identidad masculina. Muchas estructuras poderosas tienen fuerza y dinero para no interesarles ningún cambio y se aprovechan de ellos. Es lógico.

¡Parece que  no lo queremos comprender!

Hay que tener paciencia, calma, y mucha audacia para intentar entender el camino.

¡Espero que estemos a tiempo!

- Se nos hace tarde cariño- le dijo a Amina- hemos de salir hacia el colegio para que no haya demasiado atasco y lleguemos tarde...

- Te quiero Baba- le dijo a modo de sentencia suave para demostrarle que lo había asimilado a su manera.
- Yo también a ti ¡Al final saldrá bien, confío en tu generación!- le respondió con un beso.





Otras entradas en las que participa Amina:










2 comentarios:

  1. Excelente e instructivo diálogo. En un futuro ojalá cercano, confiar que la igualdad sea generalizada, y no haya que mencionar que existe solo en algunas partes, como lo es hoy. Enhorabuena por tus valiosos aportes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras! Un abrazo.

      Eliminar

¡ Muchas gracias por regalarme tu opinión !